Enfermedades

La Hipertensión

4 julio, 2012

Qué es la tensión de la sangre?

La tensión de la sangre, que la enfermera u otro profesional para el cuidado de la salud mide con un manguito de tensión sanguínea y un estetoscopio, es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias, por lo que la tensión de la sangre es más alta cuando el corazón se contrae. Una persona no se puede tomar la tensión de la sangre a sí misma a no ser que tenga un aparato electrónico para medirla. Los monitores electrónicos de la tensión de la sangre también pueden medir el ritmo cardiaco o pulso.

Al medir la tensión de la sangre se registran dos cifras. La cifra más alta, o tensión sistólica, se refiere a la tensión en el interior de la arteria cuando el corazón se contrae y bombea la sangre al cuerpo. La cifra más baja, o tensión diastólica, se refiere a la tensión en el interior de la arteria cuando el corazón está en reposo y se está llenando de sangre. Tanto la tensión sistólica como la diastólica se miden en “mmHg” (milímetros de mercurio). Esta medida representa la altura que alcanza la columna de mercurio debido a la tensión de la sangre.

La tensión alta de la sangre o hipertensión, aumenta de forma directa el riesgo de enfermedad coronaria (ataque al corazón) y de embolia (apoplejía o derrame cerebral). Cuando la tensión de la sangre está alta, las arterias pueden oponer una mayor resistencia al flujo de la sangre, con lo que al corazón le resulta más difícil hacer que la sangre circule. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), la tensión alta de la sangre en los adultos se define de la forma siguiente:

  • Una tensión sistólica de 140 mmHg o mayor.
    y, o
  • Una tensión diastólica de 90 mmHg o mayor.

Estas cifras deben servir únicamente como guía. Una única medición de tensión elevada de la sangre no significa necesariamente que exista algún problema. Su médico querrá ver varias mediciones de la tensión de la sangre durante varios días o semanas antes de diagnosticarle hipertensión (tensión alta de la sangre) e iniciar un tratamiento. Una persona que generalmente tiene la tensión de la sangre por debajo de lo normal se puede considerar hipertensa con cifras de tensión de la sangre menores de 140/90.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la tensión alta de la sangre?

La tensión alta de la sangre puede aparecer en cualquier persona, pero es especialmente prevaleciente en:

Las personas con diabetes mellitus, gota o enfermedad de los riñones.
Los adultos jóvenes o de edad media; en este grupo de edad, los hombres tienen la tensión de la sangre alta con más frecuencia que las mujeres.
Los adultos de edad media o las personas en los últimos años de la edad adulta; en este grupo de edad, las mujeres tienen la tensión de la sangre alta con más frecuencia que los hombres (después de la menopausia, un número mayor de mujeres tienen la tensión de la sangre alta que los hombres de su misma edad).
Las personas de mediana edad y los ancianos – casi la mitad de las personas que han cumplido los 65 años tienen la tensión de la sangre alta.
Las personas cuyos padres o abuelos tienen o tenían la tensión de la sangre alta.
Las personas obesas.
Las personas que beben demasiado alcohol.
Las mujeres que toman anticonceptivos orales.

Cómo aumenta la tensión de la sangre?

Lo siguiente puede contribuir al aumento de la tensión de la sangre:

El exceso de peso.
El consumo excesivo de sodio.
La falta de ejercicio y de actividad física.

Cómo se controla la tensión de la sangre?

Muchas personas consiguen controlar su tensión de la sangre alta:

Eligiendo alimentos bajos en sodio (con poca sal).
Eligiendo alimentos bajos en calorías y en grasas.
Eligiendo alimentos ricos en fécula y en fibra.
Manteniendo un peso saludable, o adelgazando en caso de sobrepeso.
Reduciendo el tamaño de las raciones.
Incrementando la actividad física.
Moderando el consumo de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, otras personas deben tomar medicamentos diariamente para controlar su hipertensión. Las personas hipertensas deben medir su tensión de la sangre con frecuencia y estar bajo el cuidado de un médico.

Categorías de tensión sanguínea para adultos de edad superior a 18 años
Categoría Sistólica (mm Hg) Diastólica (mm Hg)
Normal <130 <85
Normal alta 130-139 85-89
Hipertensión
Fase 1
Fase 2
Fase 3
Fase 4
140-159
160-179
180-209
>= 210
90-99
100-109
110-119
>= 120
*Para las personas que no están tomando medicación para la hipertensión y no tienen una enfermedad aguda grave.

< menos de

>= mayor de o igual a

¿Cuál es su tensión?

¿Sabe cuál es su tensión? Pídale a su doctor que le diga su tensión y mire la siguiente lista para ver donde se ajusta. Las lecturas de la tensión arterial por debajo de 140/90 mm Hg se consideran normales. Si la tensión arterial sistólica permanece en 140 mm Hg o mayor, o la tensión arterial diastólica permanece en 90 mm Hg o mayor, usted tiene tensión arterial alta. La tensión arterial alta se categoriza en cuatro fases. Mientras que la tensión arterial sube, el riesgo de ataque del corazón o de enfermedad renal aumenta.

Por lo tanto, tomar la iniciativa es más importante cuanto más alta se tenga la tensión. Por ejemplo, si su tensión aumenta de normal a tensión arterial alta de fase 1, su riesgo de morir de enfermedad cardíaca se duplica; mientras que si pasa a la fase 2, su riesgo se triplica.

También te puede gustar

Sin Comentarios

Dejar un comentario